VERSICULO DEL DIA

Jehová te pastoreará siempre, y en las sequías saciará tu alma, y dará vigor a tus huesos; y serás como huerto de riego, y como manantial de aguas, cuyas aguas nunca faltan.Y los tuyos edificarán las ruinas antiguas; los cimientos de generación y generación levantarás, y serás llamado reparador de portillos, restaurador de calzadas para habitar.Jehova 58:11,12

lunes, 7 de mayo de 2007

espíritu de celos
"Porque donde hay celos y contención, allí hay perturbación y toda obra perversa" Stg 3:16
Lectura Bíblica: Números 5:11-31

Me anime a escribir esta reflexión sobre los celos, primeramente porque Dios es el que pone el querer como el hacer, segundo porque el Espíritu Santo me ha mostrado en estas dos ultimas semanas como este espíritu de celos esta atacando tanto a los hombres como a las mujeres, y tercero porque hay solución a esta situación por medio de Jesucristo nuestro libertador.

Una definición de celos que leí dice :“Estado emocional ansioso que posee una persona y que se caracteriza por el miedo ante la posibilidad de perder lo que se posee o tiene, o se considera que se tiene o posee, o se debería tener o poseer (amor, poder, imagen profesional o social...).”
En el diccionario Wikipedia dice "Los celos son una emocion sentida por aquel que percibe que otra persona da a una tercera algo que él quiere para sí (normalmente atencion, amor o afecto)
En este caso voy a concentrarme en los celos en la relación matrimonial, que se puede dar desde el noviazgo y en cualquier relación familiar, laboral y social
En el antiguo testamento Dios a través de Moisés dio una Ley sobre los celos y en ella se determinaba la razón por la cual había venido un espíritu de celos al varón (Num 5:14) o era porque ella había sido infiel o simplemente le vino ese espíritu al esposo.
Para comprobar si había sido infiel la mujer, se le llevaba delante del sacerdote y en num. 5:27 dice “Le dará, pues, a beber las aguas; y si fuere inmunda y hubiere sido infiel a su marido, las aguas que obran maldición entrarán en ella para amargar, y su vientre se hinchará y caerá su muslo; y la mujer será maldición en medio de su pueblo. Y si no hubiere sido infiel, seria libre y fecunda (Num. 5:28)
Antes era fácil saber si el espíritu de celos que venia al hombre, era por infidelidad o no, porque si la mujer había sido infiel ya no podía tener hijos. Actualmente se tiene que tener la sabiduría y el discernimiento de Dios, para saber que es lo que esta ocasionando que una persona sienta celos de su cónyuge.
Algunas mujeres me han comentado que los celos los han ocasionado los esposos por decirles mentiras, porque les hablo una exnovia, porque el esposo no llega temprano o porque no hay la correcta comunicación, o tal vez la persona antes anduvo con varias personas y ahora no tiene
confianza en su esposo (a)
La palabra de Dios nos enseña que cuando una persona tiene celos es capaz de mentir contra la verdad, esto es que aunque no sea cierto puede inventarle una relación a su esposo (a) “Pero si tenéis celos amargos y contención en vuestro corazón, no os jactéis, ni mintáis contra la verdad; porque esta sabiduría no es la que desciende de lo alto, sino terrenal, animal, diabólica” Santiago 3:14,15.

En este versiculo Dios nos explica atraves de su palabra que los celos no vienen de el, sino de nuestra carne primeramente y después va subiendo el nivel hasta convertirse en diabólico, es por eso importante que cuando la persona se de cuenta de esa emoción negativa, inmediatamente recurra a Dios, quien es el único que tiene el poder para ayudarla y no abrir mas su corazón a Satanás, ya que por un sentimiento así, se puede llegar a cometer homicidio o suicidio

Un amigo nuestro nos platicó que el tenia un espíritu de celos tan fuerte que vigilaba a su novia (ahora su esposa), para ver si salía con otra persona, y después de dejarla en su casa, se escondía para observar si salía de su casa, cuando ella hablaba por teléfono no le creía que fuera con una amiga. El nos comento que sufría mucho porque no podía ser feliz, ya que vivía con la desconfianza y la duda, pero un buen día le pidió a Dios con todo su corazón que le quitara los celos, con mucha fe hizo una oración en el nombre de Jesús y Dios le dio la libertad completa. “Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo” Juan 14:13

Mujer con Visión y Poder, si conoces a una persona que este sufriendo por los celos, o conoces a una persona que esta causando celos por su infidelidad, Dios puede cambiar sus vidas, hacerlas libres completamente, y darles "la sabiduría de lo alto que es primeramente pura, después pacífica, amable, benigna, llena de misericordia y de buenos frutos, sin incertidumbre ni hipocresía. Santiago 3:17

Alejandrina López